Los recursos públicos, y muy especialmente los de la primera infancia, son sagrados.

IMG_9058 (1)

Ser transparente es ser claro y evidente. Lo transparente se comprende sin duda y sin ambigüedad: es la actuación que muestra la verdad de sus hechos”. Ser transparente es que después de todas nuestras actuaciones, las personas puedan ver claramente lo que está del otro lado.

En la vida resulta fundamental actuar de manera clara y honesta: desde la familia y el hogar, hasta las más altas esferas profesionales, bien sea en el sector público o privado.

Desde pequeños debemos enseñar a nuestras niñas y niños el valor y la importancia que tiene el ser honesto: decir la verdad, expresarse sin temor, opinar sin herir, decir lo que se piensa teniendo en cuenta el pensamiento del otro, agradecer lo que se tiene y lo que se recibe. Sin duda, el ejemplo es la mejor forma de transmitir transparencia y de educar en la honestidad, las niñas y los niños aprenden desde la imitación, es por eso que desde nuestro actuar, debemos ser coherentes y honestos, para que ellos tengan el mejor modelo.

La transparencia es esencial en nosotros, los servidores públicos. Cada decisión que tomamos influye en gran parte de la sociedad. Por tanto, es nuestro deber actuar con responsabilidad, claridad y compromiso, velando porque cada acción que se tome, además de ser buena y razonable, sea mostrada a la comunidad.

IMG_8738

Por esto, hemos venido trabajando comprometidos desde la Dirección de Primera Infancia para que, también desde la gestión de lo público, lideremos estrategias de supervisión y rendición de cuentas, fundamentales para que a nuestras niñas y niños se les preste la atención que merecen de manera correcta, oportuna y efectiva.

De ahí que nuestro modelo de supervisión incluya control y monitoreo permanente a las Unidades de Servicio (UDS) con el fin de verificar el cumplimiento de los estándares de calidad. Es por esto que contamos con 169 equipos de supervisión en todo el país y tenemos como meta para este 2015, la realización de 54.000 visitas de supervisión.

La transparencia requiere de procesos reales que la traduzcan en hechos, por eso, además de generar una cultura de respeto a lo público al interior del ICBF, generamos estrategias que permitan tener control de cada peso destinado a las niñas y niños, para garantizar que el dinero de nuestra primera infancia esté permanentemente a salvo.

Por todo es esto, estamos constantemente al tanto de lo que pasa en La Guajira. Monitoreamos al detalle el estado de la Primera Infancia del departamento. De hecho, estuvimos la semana pasada allí, reunidos con los equipos de supervisión, para proteger los recursos de nuestros niñ@s que son sagrados, y así potenciar el trabajo fuerte hacia el bienestar y futuro de la niñez de nuestro País.

¡La transparencia en el ICBF es acción!