Consejos para una alimentación saludable en los estudiantes

Publicado en: julio 22, 2017

Una adecuada alimentación en los niños y jóvenes se ve reflejada en el buen rendimiento del cerebro, el desarrollo cognitivo, el lenguaje, la memoria y el aprendizaje. Esto cobra mayor importancia cuando hablamos de menores de barrios vulnerables, donde los recursos económicos de las familias son muy limitados y la alimentación, en muchos casos, no es balanceada.

Es por eso que promover la nutrición y buena alimentación para los niños en edad escolar es fundamental para lograr un crecimiento físico, emocional e intelectual. La alimentación debe extenderse desde los hogares hasta los colegios.

En la Secretaría de Educación Distrital de Barranquilla tenemos un completo programa de alimentación escolar, del que forman parte médicos especialistas en nutrición, psicólogos y profesionales en prevención en salud. Nuestra líder del programa de Alimentación Escolar, Yamile Del Carmen Herrera, nos da algunos consejos para los padres de familia sobre la alimentación que deben recibir los niños y jóvenes.

La glucosa es el sustrato más importante para el desarrollo cerebral de los niños. Ésta se encuentra en los macronutrientes de los alimentos, como las grasas y los carbohidratos. Sin la glucosa el cuerpo se siente cansado y débil.

Para tener una alimentación adecuada, nuestros niños y jóvenes, e incluso los adultos, deben recibir por lo menos un alimento de cada grupo alimenticio.

  1. Cereales, tubérculos y plátanos. Estos alimentos son densos en calorías y nos brindan energía suficiente para el funcionamiento de nuestro cuerpo. Podemos verlos como el combustible que requerimos. Entre estos alimentos está el arroz, la avena, el trigo, entre otros.
  2. Las carnes blancas, las rojas, las vísceras y el huevo. Este grupo de alimentos son las proteínas que necesitamos todos los seres humanos. El huevo, cuando es al almuerzo, debe comerse una vez a la semana; al desayuno puede ser dos o tres veces a la semana. El huevo es la proteína más completa que existe y es el de menor costo entre las proteínas.
  3. Los lácteos. Tienen un alto contenido de calcio, importante para los niños en etapa escolar que están en el último pico de crecimiento, entre la preadolescencia y la adolescencia.
  4. Las verduras y frutas. Estos alimentos se deben comer cinco veces al día, son ricos en vitaminas y previenen enfermedades crónicas no transmisibles.

 

La importancia del desayuno

El desayuno es la primera comida después de un ayuno prolongado y por eso es la más importante del día. Una persona dura en ayuno entre 10 y 12 horas, si se saltan la primera comida del día, el organismo hace una reserva de glucosa y recurre a ella cuando ya no hay alimento.

Las consecuencias de una mala alimentación son grandes, especialmente en la primera infancia. En esta edad su cerebro crece el 80% del total de lo que va a crecer en toda su vida. Si no tiene el sustrato para crecer, en tamaño y en número de neuronas, su cerebro se va a ver minimizado y afectado. Por lo tanto, el menor no va desarrollarse cognitivamente en su máximo potencial.

Alimentos económicos y nutritivos

Para lograr una buena alimentación a un bajo costo, nuestro equipo de nutricionistas recomienda las leguminosas secas (fríjoles, lentejas, garbanzos, entre otros), ya que tienen un alto contenido de hierro. Este alimento es económico y permite remplazar a las proteínas animales que son más costosas. Cuando se combinan las leguminosas con un cereal, se remplaza una carne.

En cuanto a las frutas y verduras, son recomendables alimentos que están en cosecha. El mango, la piña y la guayaba son frutas con alto contenido de vitamina C, que previene enfermedades que van desde la gripa hasta las cardiovasculares.

Preparaciones y hábitos alimenticios

No hay alimentos malos, todo depende de la manera como sean preparados. Por ejemplo, los fritos no son recomendables para nadie, pues tiene grasas saturadas y altos niveles de colesterol, perjudiciales para la salud.

De la preparación de los alimentos también se crean los hábitos alimenticios. Esto es vital para los niños y jóvenes, que hoy están expuestos a tentaciones de todo tipo de productos como los embutidos, paquetes, gaseosas, entre otros.

En el programa de Alimentación Escolar de la Secretaría de Educación Distrital de Barranquilla promovemos un trabajo educativo con los niños, jóvenes y padres de familia para que adopten hábitos alimenticios saludables.

Con los docentes y padres de familia, estimulamos el consumo de alimentos sanos como las verduras y las frutas, que casi no consumen los menores. Además, hacemos visitas técnicas a los colegios y verificamos todo el proceso de alimentación. Hacemos vigilancia y control a los operadores de alimentos.

Aprovechemos estos consejos de alimentación y promovamos en los niños hábitos de alimentación saludables, que aporten a su crecimiento físico y cognitivo.

Sin comentarios

Deja un comentario