En vacaciones: disfruta tiempo de calidad con tus hijos

Publicado en: diciembre 22, 2014

Llegó la época favorita del año para nuestros niños y niñas: las vacaciones. Y con ellas, el tiempo libre. Las vacaciones constituyen un espacio para compartir, aprender, jugar y disfrutar de actividades diferentes a las que realizamos durante todo el año, como estudiar, hacer tareas o levantarnos temprano.

Este es un tiempo para celebrar, para reunirnos con nuestros seres queridos, para pasar tiempo de calidad con los hijos.

Pero ¿cómo hacer para que estas fiestas no alteren la tranquilidad de nuestros niños y niñas? Les comparto algunas ideas, proporcionadas por psicólogos expertos, para que estas sean unas vacaciones inolvidables:

–      A los niños y las niñas les encanta ayudar a los adultos, y esto es un gesto que habla de su gran interés por participar activamente, por relacionarse con otros, por crecer en autonomía e independencia y por descubrir nuevas cosas. Debemos tener en cuenta que las vacaciones ofrecen múltiples oportunidades para permitir que ellos sean parte activa de las experiencias de sus padres y otros adultos cercanos.

–     Puedes acercar a tus hijos e involucrarlos en esta nueva rutina temporal.  Al hijo o hija que usa pañal puedes invitarlo a que lo bote en la caneca después de que lo hayas cambiado. Al hijo o hija que ya camina pídele el favor de llevar el plato a la cocina, o que ayude a recoger la mesa. Los niños y niñas también pueden aprovechar para  realizar actividades como organizar sus juguetes, la ropa de su armario o diferentes lugares de la casa.

–       Durante este tiempo la rutina de algunos niños y niñas puede cambiar, por esta razón, es muy importante, tanto para su hijo o hija como para el resto de la familia, anticipar al niño o niña a estos cambios. Explícales que estos serán cambios transitorios. Si van a visitar a sus familiares que viven en otro lugar, cuéntales a tus hijos cómo será el viaje, hablen sobre la rutina en esos nuevos espacios y, especialmente, cuéntales con anticipación aquellas cosas que regresarán a la normalidad una vez el viaje haya terminado.

–       Si tu hijo va a estar de vacaciones sin ti, puedes empacar en su equipaje una camiseta que hayas usado para que se la pongan en su cama o cuna. El olor de sus padres le dará al niño o niña tranquilidad y seguridad. Esos Objetos que se denominan “Objetos Transicionales” (Osito, Cobija, Trapo) serán de gran ayuda para el pequeño en la distancia.

–      Los cuentos, las narraciones orales, los cantos, los arrullos, las retahílas y trabalenguas son juegos perfectos para compartir con los niños y las niñas, pues despiertan su imaginación y creatividad, y los ayudan para el desarrollo del lenguaje. Contar historias, nos acerca a los niños y a las niñas y es una oportunidad inigualable para que ellos construyan sus propias historias.

–     Ir al parque, jugar con los primos o con los amigos del barrio y disfrutar al máximo la exploración del ambiente es ideal para pasar un tiempo de calidad y lleno de aprendizajes desde lo natural.

–    Dibujar, pintar y crear utilizando distintos materiales del contexto inmediato en donde viven, facilita que los niños y las niñas se diviertan y conozcan más de cerca su entorno.

Las vacaciones son un escenario perfecto para compartir diferentes momentos con los niños y las niñas, conocerlos más, acercarnos, descubrir juntos qué nos gusta hacer y disfrutarlos de diversas maneras.

 

11403289823_dc45d32f93_z

Durante este tiempo nuestros niños y niñas permanecen más tiempo en el hogar. Aprovechemos su permanencia en casa y estrechemos vínculos familiares.  Lo más importante es la dedicación, el amor y la unión familiar.

Sin comentarios

Deja un comentario