Las jóvenes del violín, la viola y el violonchelo

Publicado en: noviembre 1, 2016

Un grupo de niñas, todas estudiantes de secundaria de la IED Helena de Chauvin, son las integrantes del primer grupo de música de cámara o de instrumentos de cuerda como el violín, la viola y el violonchelo, que existe entre los 150 colegios públicos que tenemos en Barranquilla.

Son tres instrumentos muy parecidos en cuanto a materiales de construcción ya que son de cuerda frotada con arco. No obstante, la viola se diferencia del violín porque tiene un tamaño un poquito más grande y su sonido es más grave, mientras que el violonchelo es tan alto como un niño de 12 años y su sonido es considerado muy similar al de la voz humana.

Motivo de orgullo fue para mí escuchar a las talentosas niñas de este grupo interpretando las lindas melodías de las canciones más taquilleras de los últimos años, y hacerlo,  además, con instrumentos poco comunes para nosotros los barranquilleros, como es el violín y la viola que suenan tan maravillosos como nuestro propio acordeón. Mi piel ser erizaba al escucharlas mover las cuerdas con tanta pasión y amor por la música.

Me contó el rector de la institución, Javier Ramos Sánchez, que la idea del grupo surgió en una charla que tuvo hace tres años en su casa con el profe Jorge Isaac Martínez, quien le habló de la posibilidad de crear el primer grupo de música de cámara en un colegio distrital. Cuando me contó esto, pensé: qué bueno contar con rectores y docentes que van más allá e innovan con nuestros niños y fortalecen sus talentos, esto sí que es compromiso con la educación.

Hoy en día las seis jóvenes que conforman la agrupación han hecho presentaciones en el Teatro Amira de la Rosa y en el Parque Cultural del Caribe, donde muestran su talento a otros niños y jóvenes en eventos culturales que muestran el talento musical de nuestros estudiantes barranquilleros.

Felicitaciones al colegio Helena de Chauvin por este bellísimo aporte que genera en nuestros niños, no solo el amor por otros instrumentos, sino que promueve el esfuerzo, la disciplina, la paciencia y la pasión por los sueños, más allá de las notas de calificación.

 ¡Estas niñas son puro talento barranquillero!

¡Barranquilla le apuesta a una educación integral!

Comparto con ustedes las palabras del rector del colegio Helena de Chauvin, Javier Ramos Sánchez.

violin

Un saludo para todos,

Como rector del colegio Helena de Chauvin es un privilegio y un orgullo para mi hablar no solo del grupo de música de cámara que hoy existe en nuestra institución, sino también del semillero de niñas que se ha formado y que quiere seguir los pasos de sus compañeras.

Debo confesar que soy un seguidor de la música de cuerdas. Nunca aprendí a tocar un instrumento y mucho menos un violín, una viola o el inmenso violonchelo, considerados por los expertos como de los más exigentes.

Pero gracias al profesor Javier Martínez, quien nos acompañó hasta hace muy poco en este sueño, pudimos lograr que docenas de niñas de nuestra institución, que no se sentían llamadas a participar en nuestra orquesta tradicional de instrumentos de percusión, cuerdas y vientos y de nombre Orquídea, encontrarán nuevas formas de expresión de la música y, me atrevería a decir, a darle un vuelco a sus estilos de vida.

Soy de los que creen que el violín es un instrumento fino, delicado, del que salen unas notas especiales, inspiradoras, con un sonido romántico y eso lo relaciono con la feminidad de la mujer, con la esencia de las damas de la música. Tanto así que varias de ellas han modificado su manera de vestir y su comportamiento, sin que esto signifique que dejen de sentirse como jóvenes que son.

Somos el primer colegio distrital que da clases de violín. Lo más bonito del proyecto es que la participación es autónoma, es decir, nada tiene que ver con notas; ellas asisten porque les gusta y quieren aprender más allá de una calificación, quieren desarrollar un talento sin descuidar su rendimiento académico.

El apoyo de los padres de familia ha sido muy importante. Un día, me comentó una madre que uno de sus vecinos de edificio escuchó la práctica de su hija con el violín y la invitó para que tocara en un cumpleaños.

Como todos saben, el colegio está ubicado en el barrio Las Nieves, muy cercano al barrio Rebolo, conocido por su fuerte participación en el Carnaval de Barranquilla y me llama la atención que ahora, grandes y chicos, se han abierto a escuchar y acoger instrumentos como el violín, la viola y el chelo.

Ahora que estuvo con nosotros la doctora Karen Abudinen, se le entonó una pieza de tal manera que esto permite sensibilizar a las niñas más a la vida, crea disciplina, confianza por el hecho de producir y escucharlas nos alegra a más de uno.

Por el momento, tengo pensado invitar a la Primera Dama de Barranquilla, la señora Katia Nule de Char, a que nos visite y nos apoye en este proyecto que puede cambiar la vida de muchas de las niñas de la institución.

Javier Ramos Sánchez

Rector

Un comentario

  • Roy Atencio Barreneche noviembre 3, 2016 at 1:23 pm

    Dra. Karen, gracias por apoyar esta noble causa. Soy el orgulloso padre de Familia de dos de estas talentosas jóvenes que están haciendo camino. Es mi deseo que desde su función podamos seguir apoyando y llevar esta diversidad de dones a otro nivel para enriquecer aun mas nuestra cultura caribeña. Así mismo le doy gracias al Dr. Javier Ramos, por tomar muy en serio este baluarte y mostrarlo en todos los escenarios posibles…Bendiciones.

    Reply

Deja un comentario