Los días F: fútbol, familia y fe

Publicado en: marzo 19, 2016

En este trecho del Caribe, la Semana Sagrada sabe a dulce… ¡a ñame, a corozo, a bola e’ tamarindo, a cocada, a guandúl y a arroz de leche! Pero mantener ese sabor en la boca es apostarle a acciones concretas: para los creyentes, participar de las celebraciones religiosas; para todos los barranquilleros, animar a nuestra Selección Colombia este jueves y responder a la invitación del alcalde, Alejandro Char, sobre el ahorro de energía. Eso dará un respiro al planeta.

Extenderse sobre la hamaca o desempolvar las abarcas para andar la ciudad, resultaría un buen plan. Y si el destino es el Túnel de la Ciencia, ¡mucho mejor!

Recordar la terraza como un espacio de encuentro entre vecinos o amigos, tener vida en familia, serenarse en el patio mientras el azulejo canta, ver el partido de la Selección Colombia este jueves ante Bolivia y participar de las tradiciones religiosas, es una excelente mezcla para disfrutar de estos días.

¡Es cierto! El tiempo que se avecina ha sido esperado por muchos para realizar esos planes que los compromisos escolares, universitarios o laborales nos obligaron a dejar atrás durante meses o años.

Algunos de ustedes se habrán programado con anticipación para reencontrarse con sus seres queridos. Otros, en cambio, se quedarán en la ciudad, participarán de las actividades tradicionales o simplemente disfrutarán del calor de hogar.

¡Pero pilas! Para cientos de personas los días no serán así: el aumento del turismo y de compradores en los centros comerciales de la ciudad son la oportunidad que estaban esperando desde enero, cuando las ventas caen como efecto lógico de la postemporada navideña.

Eso sin contar con el desafío que les espera esta semana a nuestros 26 jugadores de la Selección Colombia, quienes deberán tirarla toda para enfrentar un partido pesado frente a Bolivia en la fría ciudad de La Paz.

Pero, así como animaremos desde aquí a la Selección y la esperaremos con los brazos abiertos en el Metropolitano el martes 29 de marzo para que enfrente a Ecuador, así mismo deberíamos apoyar esta semana a las personas que trabajan y esperan de nosotros, por lo menos, un gesto amable.

Me refiero, por ejemplo, a las mujeres cuyo sustento para sus familias proviene del turismo; a los cerca de cuatro mil agentes de policías que llegarán a la ciudad para brindarnos seguridad en estas fechas, y al compromiso al que nos invitó el alcalde, Alejandro Char, para mejorar el ahorro de energía en cada uno de los hogares barranquilleros.

Hagamos de esta semana una oportunidad para salir a disfrutar de los planes que nos brinda la ciudad. Disfrutemos del espectacular Túnel de la Ciencia, el cual es mucho más interesante y divertido que cinco súper especiales de National Geographic, History o Discovery Channel.

¡Vayamos a comer pescado, carimañola, bollo de queso, de angelito o de mazorca en la orilla del Magdalena! ¡Disfrutemos de la playa! ¡Admiremos el paisaje colorido de nuestro Caribe! O vayamos al zoológico.

Si estamos en casa, ahorremos energía: desconectemos los electrodomésticos que no utilizamos con frecuencia, los cargadores de celulares o tabletas, apaguemos el foco, el aire acondicionado y el abanico en los lugares donde no son necesarios.

¡Ah, por último! No incentivemos la compra de ramos hechos con Palma de Cera. Recordemos que es una planta en vía de extinción.

Colaboremos con las autoridades que intentan coordinar el tránsito vehicular en las calles donde se realizan peregrinaciones.

¡Hagamos que estos días nos sepan a gloria! ¡Y Que los goles de nuestra Selección nos alegren el corazón!

¡Feliz semana para todos!

2 comentarios

  • Yamile Herrera Fuentes marzo 21, 2016 at 7:34 am

    Excelente reflexión y consejos oportunos, gracias Karen porque no sólo en esta época sino en todas las épocas del año, Barranquilla nos debe saber a Gloria.

    Reply
  • Gregorio Palmezano marzo 21, 2016 at 7:42 am

    Todos y todas a seguir estas recomendaciones y a seguir preparándonos para el deber que todos tenemos: construir la paz

    Reply

Deja un comentario