Los regalos de la Navidad BiBa: una luz para nuestros niños y niñas

Publicado en: diciembre 9, 2013

  • Todavía estás a tiempo de llevar tus regalos para los niños y niñas de Barranquilla: así, aún hoy, seguirás encendiendo luces por tu ciudad.
  • Tu regalo avivará el espíritu artístico barranquillero y  dejará un mensaje importante: “Todos podemos recibir, pero Todos estamos en capacidad de dar algo”
  • Las sonrisas serán los resultados inmediatos. El amor y la entrega por Barranquilla los de mediano y largo plazo

Cada vez resulta más claro: no se trata sólo de regalos.  Más bien se trata de los obsequios como un canal para fortalecer el tejido social y la pertenencia de nuestra ciudad. Algo bello de estas fechas y de la temporada que se extiende hasta el Carnaval es la forma como las diferencias sociales pasan a un segundo plano y todos nos fundimos en un solo sentimiento de alegría y de satisfacción de habitar en la Puerta de Oro de Colombia, en esta Barranquilla que siempre es punto de entrada de ideas de vanguardia que se convierten en acciones concretas.

Es por eso barranquilleros y barranquilleras que hoy quiero plantearles un reto: que la Navidad sea, de verdad, un nacimiento, o más bien un renacimiento para cada uno de nosotros, pero también para nuestras familias y comunidades. El mejor regalo que le podemos dar a Barranquilla es dejar a un lado la indiferencia y articular esfuerzos para lograr que el presente fantástico que vivimos se traduzca en el mejor futuro posible.

Un artículo reciente de la revista Forbes me dejó pensando: ¿Cuál es la mejor responsabilidad social posible? La respuesta apunta a que es aquella que no sólo soluciona un problema  en un instante, sino que genera dinámicas vanguardistas en la sociedad, abriendo la mente de las personas para que sean innovadoras, protagonistas de sus propias vidas y gestoras de grandes empresas.

Y aunque suene ambicioso, lo que les quiero decir en esta Navidad BiBa es: que un niño o una niña escriban un cuento, a manera de regalo para Barranquilla, nos puede cambiar la vida a todos. Que un infante realice un dibujo  para su ciudad, le puede generar nuevas dinámicas en su mente, y en últimas nuevas ideas para nuestra ciudad.

No se puede subestimar el poder del cuento cuando hemos visto que es el género que hizo grande a la ganadora más reciente del Nobel, Alice Munro, y uno de los preferidos de nuestro premio Nobel Gabriel García Márquez, hijo adoptivo de esta capital del Atlántico.

No se puede subestimar el poder de un dibujo cuando sabemos que Barranquilla y el Caribe colombiano han sido polo de desarrollo y de impulso para el arte plástico nacional, al punto que muchos de los mejores pintores de Colombia son de esta zona. Y muchos, por no decir todos, tuvieron una fuerte relación con el dibujo.

De lo que les estoy hablando, queridos barranquilleros y barranquilleras es de pensar en grande. De creer que entre las múltiples potencialidades de esta tierra están nuestra cultura y nuestro arte Caribe, que nunca han dejado de sorprender al mundo por nuestro color y nuestra capacidad narrativa, por esa creatividad enorme que hace que muchos de nuestros empresarios y empresarias líderes hagan arte o la patrocinen o la disfruten cotidianamente.

Dentro de cada barranquillero y barranquillera vive un artista y de lo que se trata esta Navidad BIBA es de sacarlos a flote, dándoles un obsequio a nuestros niños y niñas, entendiendo que ellos también le pueden dar un detalle a Barranquilla.

Como ya lo he comentado, la mejor Responsabilidad Social, o Valor Compartido, término que impulsan ahora Michael Porter y varios expertos más, es la que siembra futuro y evita limitarse solo resolver necesidades inmediatas. Y a eso es a lo que los invito en esta Navida BIBA.

Sin comentarios

Deja un comentario