Mi compromiso es con la transparencia

Publicado en: diciembre 8, 2014

A lo largo de mi carrera profesional, tanto en el sector privado como en el sector público, he sido una abanderada de la transparencia y la honestidad, dos valores que aprendí desde muy niña, de mi papá y mi mamá, y por supuesto de mi abuelo Gabriel quien siempre los inculcaba.

Trabajar desde el sector público para el beneficio de todos los niños y niñas de Colombia es un reto que apunta al desarrollo integral de estos pequeños de hoy, que serán adolescentes mañana y adultos en el largo plazo.

Nuestro propósito es que niñas y niños, sin importar su ubicación geográfica y sus características socioeconómicas, puedan vivir su infancia en centros de desarrollo cuyos espacios son seguros, protectores, dignos, amigables, con adultos capacitados para conducirlos al juego, a la alegría, al despertar de sus destrezas y capacidades, respetando la diversidad y la diferencia.

DSC_0010

Los adultos que estamos alrededor de la Primera Infancia debemos velar por su seguridad, su formación, su educación, su nutrición e incluso por su diversión y entretenimiento. Cuando pensamos en una infancia con desarrollo integral tenemos claro que los niños y niñas tienen que tener garantizados sus derechos. Por eso, le apuntamos a trabajar también con sus familias, con su comunidad, con los adultos que les rodean, de tal manera que los esfuerzos sean conjuntos y articulados en todos los espacios relacionados con el niño o la niña. Los recursos que bien se destinan y aprovechan para atender a niños y niñas están contribuyendo al desarrollo social de una familia, de una comunidad, de una ciudad y de un país.

Por esta razón, en la Dirección Nacional de Primera Infancia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar hace varias semanas iniciamos procesos de convocatoria pública, a nivel nacional  y regional, por 1.2 billones de pesos, para adjudicar el servicio de atención integral a nuestra Primera Infancia.

Decidimos pasar de un régimen de contratación directa a uno de convocatoria pública, que refleje la gestión abierta y transparente que venimos adelantando. Ese proceso aporta equidad e igualdad de oportunidades y apunta a los más altos estándares de calidad en la atención en la Primera Infancia.

Tenemos un compromiso a toda prueba de velar por los intereses y recursos del país destinados a los niños y niñas. Pero más grande aún es el sueño que nos acompaña y que deseamos cumplir: que en Colombia niños y niñas entre 0 y 6 años vivan una  infancia de primera y tengan garantizados todos sus derechos. Buscamos  atender a 2.4 millones de niños y niñas, proceso que redundará en la reducción de índices de pobreza.

Desde la Dirección Nacional de Primera Infancia tenemos clara la importancia de la transparencia en los procesos públicos.

Al abrir estas convocatorias estamos logrando que las organizaciones que tengan experiencia en el cuidado de niños y niñas menores de 5 años se motiven a hacer parte de este proceso.

Han sido intensos momentos de trabajo para sacar adelante esta convocatoria. El equipo de la Dirección de Primera Infancia ha trabajado sin descanso para garantizar cada paso del proceso;  porque soy una convencida de que estos procesos siempre suman, pues una gestión realizada de forma transparente le da legitimidad a nuestras iniciativas.  Vamos a crear relaciones de confianza con la gente, y lo mejor de todo es que los más beneficiados son nuestr@s niñ@s.

Sin comentarios

Deja un comentario