Participar es clave en la construcción del tejido social del país

Publicado en: noviembre 27, 2015

La jornada electoral del pasado domingo 25 de octubre, fue una muestra de la participación activa de millones de ciudadanos que en todo el territorio nacional se motivaron a tomar acciones democráticas y a elegir los aspirantes de su preferencia. Y hoy quise escribir sobre algunos aspectos que me llamaron la atención y otros que lograron cautivarme durante la jornada democrática que vivió Colombia hace algunas semanas.

ae0a2a91-84f9-46f5-9d27-8dc101143e3c

Primero debo destacar el movimiento tempranero de los ciudadanos. Antes, en las primeras horas, era preciso ver a los adultos mayores muy puntuales y a buen paso caminar hacia los puestos de votación para ejercer su derecho al voto.

Pero el pasado 25 de octubre, muy madrugadores, encontré personas de todas las edades que antes del deporte o de los compromisos familiares decidieron acercarse a votar para evitar contratiempos.

Y fue entonces cuando me crucé con cientos de escenas que me encantaron. Niños y niñas de la primera infancia, de la mano de sus adultos cuidadores, felices desfilaban hacia las urnas. Qué buen ejemplo, muchos de estos niños y niñas además conversaban sobre cómo votar, qué buenos tiempos son aquellos donde los más pequeños ya están aprendiendo que hay ciudadanía plena cuando se pueden ejercer todos los derechos.

926c9616-afbb-4253-a3e4-b35e3744cd1f

Y, por supuesto, con su irreverencia y su hermosa forma de ver el mundo me permití quedarme un buen rato atendiendo el panorama. En efecto, conté cientos de niños y niñas que desde su más tierna edad ya acompañaron a sus padres, madres y abuelos al ejercicio democrático.

Qué importante que cada persona desde su infancia sepa que votar es un derecho, que debe ejercer de forma libre, autónoma, responsable e informada. Repito, no hay ciudadanía plena si no hay ejercicio de derechos. Votar es un gran símbolo de libertad y cuando los ciudadanos participan activamente en la elección de sus líderes, sin duda el gran triunfador es el país.

Me encontré con un gran compromiso ciudadano de personas de todas las edades. Y el resultado se notó, pues la abstención se redujo en dos puntos porcentuales, tanto en la elección de gobernadores como en la de alcaldes. En términos generales, pasó del 42,7 por ciento en el 2011 al 40,69. Y en los departamentales, retrocedió del 41,2 al 39,73 por ciento. Lo que refleja que los ciudadanos están dándole mayor importancia a estar informados y a elegir sus gobernantes.

9716ab15-318e-4cf1-9607-ce34d85dbeea

Aprovecho estas líneas para hacer un llamado especial a todas las personas elegidas en los gobiernos regionales y locales, para articularse por la Primera Infancia, los adolescentes y los jóvenes, quienes son fundamentales en el desarrollo y la sostenibilidad social del país.

Nuestra gente depositó toda su confianza en los nuevos gobernantes y sus propuestas; ahora contamos con todos ellos y ellas para impulsar nuestra sociedad, por eso los invitamos a priorizar la inversión precisamente en la gestión social, lo que construirá un país más justo, equitativo y en paz. Donde todos los ciudadanos en esta sociedad a puertas del pos-conflicto tengamos las mismas oportunidades y garantías de participación.

Listos todos y todas a trabajar en estos nuevos mandatos por mejorar el tejido social de Colombia. La democracia hace que nuestro país, sus instituciones y su gente se fortalezcan.

 

 

 

Un comentario

  • Yisney Patricia Hinestroza Ibarguen noviembre 28, 2015 at 4:02 pm

    La Primera Infacia, en la vida de cada persona es una etapa trasendental en la que debemos recibir lo mejor en la vida como satisfacer las necesidades basicas como alimentacion, afecto, educación, vivienda, educación, salud entre otras.

    Reply

Deja un comentario