Triada de las familias con bienestar

Publicado en: septiembre 6, 2017

“Tener un lugar a donde ir, se llama Hogar. Tener personas a quien amar, se llama Familia, y tener ambas se llama Bendición”. Esta hermosa frase del Papa Francisco, a propósito de su visita a nuestro país, me invita a hacer una reflexión sobre los compromisos que tenemos desde el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar con las familias colombianas.

Nuestros esfuerzos están centrados en quienes conforman las familias. Existe la visión sesgada de la familia concebida solo por papás e hijos, pero no podemos dejar de lado a los cuidadores, como tíos o abuelos, quienes en muchos casos se convierten en los responsables de sacar a adelante a las familias.

Cuando hablamos de familias con bienestar nos referimos a un estado en el que cada uno de sus miembros alcanza el balance físico, intelectual, social, emocional y espiritual para vivir bien, haciendo equipo entre ellos y donde prima el amor, la solidaridad y el respeto.

Desde el ICBF llegamos al corazón de las familias para orientarlas con apoyo psicosocial, educación, alimentación, entre otras estrategias, porque estamos convencidos que cuando hay un entorno adecuado, tenemos niños, niñas y adolescentes bien alimentados, saludables, educados y felices.

Para lograrlo, debemos ver con integralidad a la familia, contemplar a cada uno de los que la conforman. No basta con la asistencia del Estado, si el cambio no nace desde adentro de una familia. Por eso mi trabajo, junto al gran equipo que me rodea, será por las familias con bienestar, empoderándolas, orientándolas y apoyándolas para lograr una verdadera transformación social en el país.

Hogar, Familia, Bendición. Esta triada que nos comparte el Papa Francisco resume a la perfección nuestro propósito. Ahora esperamos que con su visita salgamos fortalecidos en los valores fundamentales y entendamos la bendición que significa reconciliar el corazón y vivir en armonía con quienes son el núcleo de nuestras vidas y trabajo en el ICBF: Las familias con bienestar.

Por último, aprovecho para hacer un llamado especial a los papás, a los cuidadores, para que durante los eventos del Papa Francisco en el país estén pendientes de nuestras niñas, niños y adolescentes. Ante cualquier caso de emergencia o extravío por favor acudir a las autoridades competentes.

Un comentario

  • Reinaldo Gomez Perez septiembre 7, 2017 at 7:20 pm

    Excelente reflexión! Me siento identificado con usted, Karen. Le deseo éxitos y me pongo a su servicio pues más allá de mi actual cargo y ocupación, me apasiona el concepto de familia. Quedo atento.

    Reply

Deja un comentario