Quiero que me conozcan como soy: una mujer apasionada, intensa, persistente y servil, por eso hoy les quiero compartir las 10 cosas que no saben de mí.

  1. La persona que más he admirado es mi abuelo Gaby, un hombre íntegro con una sonrisa permanente, que siempre tuvo capacidad de servicio. A él le debo mi pasión por servir, trabajar 24/7 y soñar en grande.

  1. Todos los días de mi vida me tomo un capuchino Juan Valdez, el que disfruto como si fuera la primera vez que probara su sabor. Si me quieren conquistar, invítenme un delicioso café.

  1. Me encanta montar en bicicleta. Cuando vivía en Washington y quería despejar la mente, siempre la usaba para hacer largos recorridos. El deporte siempre es importante para tener una vida saludable.

 

  1. Soy obsesiva con la organización, tanto en mi casa como en la oficina. Sé en qué lugar exacto dejo cada cosa y me doy cuenta cuando mueven algo de lugar . Todo el mundo se impresiona de lo detallista y perfeccionista que soy con el orden. Esto me ha servido mucho para manejar mejor el tiempo y hacer múltiples tareas, sin perder la rigurosidad.

 

  1. No veo televisión. Soy amante de las redes sociales, sobretodo Twitter. Cada minuto estoy revisando las noticias por este medio para enterarme de lo que sucede en el país y por supuesto, leerlos a ustedes.

 

  1. De pequeña me llamaban “la defensora del pueblo” porque siempre he buscado solucionar los problemas de los demás, generando bienestar. Inclusive, me metía en problemas con mis papás, pero mi satisfacción de ayudar estaba por encima.

  1. El mango pintón (entre verde y maduro), con sal y limón siempre me ha parecido una buena idea. Lo compro en cualquier esquina de cualquier región de Colombia.

  1. Mi segundo hogar es Washington. Es uno de mis destinos favoritos donde tengo recuerdos memorables. Una ciudad de museos, cultura, arte, que me enseñó muchas cosas y me formó como la profesional y la persona que soy hoy.

 

  1. Soy muy práctica y relajada, me encantan las mochilas y las pulseras colombianas, con decirles que puedo tener más de 100 mochilas y 200 pulseras.

 

  1. Mi familia es lo más importante que tengo, sin ellos no podría llegar a donde estoy, por eso, siempre confío en ellos, me acolitan mis locuras y hacen posible lo imposible.

 

Y una chiva adicional, amo a mi Junior tu papá.

Estas son algunas de las cosas que he querido que conozcan sobre mí, que soy una persona como cualquier otra.

También quisiera conocer cosas sobre ustedes. Los invito a que comenten y busquen conocer las peculiaridades de otros.