Un héroe o heroína es una persona que tiene valor y determinación para ayudar a los demás sin esperar nada a cambio. Por eso, en esta columna quiero escribir y hablar sobre aquellos por quienes siento agradecimiento y admiración.

Hoy agradezco y honro a los médicos, enfermeras y demás personas que están poniendo su vida por salvar a otros; docentes que están trabajando horas seguidas frente a un computador para enseñarle con nuevas alternativas a sus alumnos; a todo ese grupo de personas que velan por nuestra seguridad, desde los uniformados de las Fuerzas Militares, nuestra Policía Nacional como también las personas de celaduría y guardia; a las personas que trabajan al servicio del transporte público de Colombia, para que los que deben llegar a sus trabajos puedan movilizarse; a nuestros campesinos que con el sudor de su frente trabajan de sol a sol para que tengamos alimentos en nuestros hogares.

Gracias y mil gracias a cada uno de ustedes que nos llenan de esperanza para creer en un mejor mañana. Sus esfuerzos hacen que el país siga avanzando en medio de las dificultades.

A mi me gusta ponerles cara a los héroes, por eso, esta semana quiero destacar las historias de algunas personas que trabajan sin descanso por el bienestar de todos, porque en Colombia, somos más los buenos, somos más los trabajadores y los que queremos aportar en la construcción de un mejor país.

Comienzo resaltando la labor de quienes salvan las vidas de los colombianos, como Verónica Pardo, una pediatra que trabaja en consulta externa y urgencias en la Clínica de Colsanitas en Bogotá. Su extenuante rutina laboral ahora está compuesta también por baños antes y después de salir del trabajo para evitar contagios.

Llevo más de 15 días sin poder darle un beso o un abrazo a mi mamá, pues ya es una mujer mayor y no puedo exponerla. Estamos ayudando en todo lo que podemos para cuidar la salud de los colombianos. Muchas personas creen que porque están en casa no hacen nada para controlar el virus, pero esa es la mejor ayuda que nos dan a nosotros, porque cuidarse a sí mismos, es cuidar a los demás.

Nuestras autoridades locales han demostrado su liderazgo y trabajan en equipo con el Gobierno Nacional. Roberto Jaramillo Cárdenas, gobernador del Quindío cuenta que, con la declaración del estado de emergencia su celular suena sin descanso, pues habla constantemente con los alcaldes de los 12 municipios de su departamento, e integra los comités de gobierno del departamento a la mano de un clic, manteniendo la seguridad, la salud y la gestión del riesgo en conjunto con todas las autoridades.

Hemos podido tener contacto directo con el Gobierno Nacional con reuniones virtuales, para trabajar en equipo por el país, teniendo una ruta de acción clara para controlar la pandemia… Estoy terminando mi jornada a las 12 de la noche o 1 a.m., no hay descanso cuando la protección de los colombianos es nuestra prioridad.

Los profes siempre han sido un ejemplo para seguir, porque a la hora de enseñar nada ni nadie los detiene. Julián Libreros, un profe universitario que no solo se puso la 10 por seguir enseñando virtualmente a sus alumnos en Santa Marta, sino que además tiene un canal de YouTube (Pensando en Tic) en el que enseña a otros docentes en cómo ser efectivos en la labor virtual de educar.

Tenemos varios retos grandes con nuestros alumnos: que aprendan la mayor cantidad de temáticas a distancia, captar su atención en jornadas largas y hacer ameno el proceso durante este tiempo.

Resalto a otra persona que debe estar en contacto con los ciudadanos, es Mauricio Carvajal. Para él el trabajo se ha vuelto más extenuante con la pandemia. Es uno de los líderes que guían a las personas con dudas en las estaciones de Transmilenio y se encarga de dar información a usuarios sobre rutas y de organizar las filas para entrada y salida de pasajeros en los vagones del sistema.

Estamos tomando las medidas necesarias para la protección de los usuarios, instruyéndolos en las distancias que deben tomar en el sistema, invitándolos a lavarse las manos seguido y aunque algunos no las acatan como debe ser, seguimos haciendo nuestra labor para mantener el orden y cuidar el bienestar de todos.

El abastecimiento de alimentos es fundamental para los hogares colombianos y gracias al trabajo de nuestros campesinos, tenemos productos de excelente calidad. Flor Alba Rodríguez es una campesina de Samacá, Boyacá, madre de 9 hijos. Todos los días se levanta a las 5 de la mañana para ir a recoger la zanahoria, la papa, la arveja, y demás productos que siembra en su parcela de 8 hectáreas.

Los campesinos de Colombia le estamos poniendo el empeño a la tierra para que todos tengamos comida. Son tiempos difíciles, pero tenemos que seguir luchando, yo lo hago por mi familia y mi gente.

Nuestros policías y soldados de Colombia siempre han sido nuestros héroes. Ellos sin descanso velan por nuestra seguridad. El capitán Carlos Granada, que además es capellán del departamento de Policía del Meta y la Metropolitana de Villavicencio, inicia su jornada laboral desde las 6 a.m. hasta las 9 p.m.  Recorre las estaciones de Policía de los municipios y la capital invitando a los uniformados a servir a Colombia con entrega y pasión. Con apoyo de la iglesia católica lleva provisiones y alimentos a población vulnerable.

Durante este tiempo todos somos vulnerables, por eso hemos emprendido la caravana de la esperanza, llevando mensajes de fortaleza y paz para todos. Tenemos la responsabilidad de cuidar de nuestra salud y seguridad. Los que pueden quedarse en casa, háganlo y aprovechen el tiempo para acercarse a sus familias y valorar las cosas importantes de la vida.

Como estas historias hay muchas en Colombia. Tenemos a personas trabajadoras como los cajeros en supermercados y tiendas, personal de aseo, de restaurantes, mensajería y domicilios, entre otros. Son tantos que solo tengo palabras de agradecimiento con ustedes.

Ello son nuestros verdaderos héroes, los héroes de la esperanza para Colombia y el mundo. Gracias por su esfuerzo, gracias por servir con diligencia y amor.

¿Tienes alguien a quién darle gracias?, compártelo conmigo, me gustaría leer tus comentarios