Una de las actividades favoritas de nosotros, los colombianos, es reunirnos en familia alrededor de la televisión, el medio de comunicación que además de informarnos, también nos entretiene. Tiene la capacidad de transportarnos a lugares desconocidos y a las diferentes realidades de las personas en Colombia y el mundo entero, nos atrapan con la creatividad de sus contenidos, tienen la magia de hacernos soñar en grande con cada una de sus transmisiones, pero sobre todo nos unen como país.

La TV ha pasado por muchas transformaciones en sus casi 100 años de existencia y se ha adaptado en cada momento de la historia a los cambios digitales. Hoy, en estos momentos que vivimos, con sus vivos colores, en todos los tamaños, múltiples formatos y variedad de contenidos, conecta los hogares para que compartan tiempo valioso.

Por eso, en el Ministerio TIC apoyamos con el corazón y con múltiples iniciativas a la televisión, especialmente a la pública porque, además de llegar a gran parte del territorio nacional, tiene la virtud de llevar en su señal el amor por el país, mostrándole a sus audiencias lo que es y representa Colombia en todos los sentidos.

Más TV pública para unir a las familias

Con la TV pública hay espacio para soñar, creer que podemos tener un mejor país y una televisión abierta con mejores contenidos, que además de atractivos y entretenidos sean responsables y amigos de los derechos humanos.

Durante el aislamiento obligatorio queremos más de este tipo de contenidos colombianos y por eso motivamos a todos nuestros canales públicos para que se sostengan, produzcan y activen la industria de los productores nacionales, comprándoles sus productos completamente colombianos, con el fin de que sigan llegando a más familias en todo el territorio nacional. Aprobamos para ellos una inversión de más de 28 mil millones, la cual distribuiremos de manera equitativa, entregándole a cada canal $3.550 millones, esos canales son: Telecaribe, Teleantioquia, Canal Capital, Canal TRO, Teleislas, Canal Trece y Telepacífico.

Adicionalmente, queremos llevar a las pantallas expresiones artísticas a las cuales muchos colombianos no tienen acceso y que debido a la situación actual tampoco se pueden apoyar en vivo, por eso, destinamos una bolsa concursable por valor aproximado de $2.112 millones de pesos para producir nuevas series digitales, basadas en expresiones de las artes escénicas (teatro, danza, música, entre otros).

En este ministerio actuamos y cumplimos. Hace unos días en Twitter un gran actor del país me escribió manifestando preocupación por los pagos de derechos de autor a las sociedades de gestión colectiva. Comprendí su inquietud y convocamos una reunión, donde nos comprometimos a hacer seguimiento al tema de los pagos. Pero además, para demostrarles que somos un ministerio de oportunidades y acción, aprobamos un gran proyecto para fortalecer la industria audiovisual nacional, y con ello apoyar el talento colombiano para la creación de contenidos de interés púbico. ¡Lanzamos una convocatoria para la industria audiovisual por un valor total de más de 23 mil millones!, un logro que favorecerá 83 proyectos audiovisuales con los que pretendemos tener contenidos transformadores y de mejor calidad, que los colombianos puedan disfrutar en sus casas y puedan compartir con sus familias.

Por otro lado, con RTVC, seguimos transformando los contenidos de televisión para que las personas continúen educándose durante la coyuntura.  Con la estrategia “3,2,1 Edu-Acción”, en alianza con MinEducación, la entidad promueve más contenidos educativos como “Profe en tu Casa” que es emitido por los canales públicos o los 24 programas educativos que son transmitidos diariamente a través de Mi Señal.

Seguiremos realizando esfuerzos porque en el ministerio estamos convencidos de que más y mejor TV pública se traduce en más familias conectadas.