Uno de mis recuerdos más lindos de la infancia era ver a mi abuelo encender la radio para escuchar noticias, él decía que esa era la forma más efectiva e inmediata de informarse de todo lo que pasaba en el país. Cuanta verdad en esas palabras de mi abuelo, que hoy son una realidad en mi vida. Sin importar el lugar donde esté, siempre estoy conectada a las emisoras porque con ellas me entero de todo lo que sucede en Colombia.

Creo firmemente que las emisoras, cualquiera que sean (comerciales, comunitarias o de interés público), son las voces del pueblo y representan para una comunidad la oportunidad de ser escuchadas, son el medio de comunicación que conecta las zonas más apartadas y gracias a su admirable labor conocemos lo que piensan, lo que necesitan y lo que es su gente. Con su trabajo a través de la magia de los micrófonos han enamorado a millones de colombianos, así como lo hicieron conmigo, por eso me declaro fan #1 de las emisoras desde el primer día que las escuché y hoy en el Ministerio de las TIC trabajamos incansablemente para que tengan lo mejor y continúen con esa maravillosa misión de ser la voz de Colombia.

Cada una de las emisoras colombianas, desde su primera aparición en el país en 1929, han impactado las vidas de todos los ciudadanos, incluyendo la mía, y se han vuelto tan importante que ya no sabríamos que hacer sin su existencia.

Las emisoras comerciales, han logrado con su empatía conectarse con los corazones de los colombianos y se han convertido para sus comunidades en embajadoras culturales, dando a conocer lo que identifica a su región, departamento o ciudad, a toda Colombia y el mundo entero. La gente ve en ustedes un reflejo de lo que son, por eso las aman tanto.

Su propósito es garantizar la difusión de información y opiniones, así como asegurar el respeto de los derechos humanos y el valor de las personas. El MinTic espera contar con el 100% de ustedes para ser un sector ejemplar.

Emisoras comunitarias. Sin ánimo de lucrarse entregan el corazón en su trabajo y a sus comunidades, hacen visibles a esa población que nadie ve, velan por informar al pueblo colombiano y por ser su voz. Llegan hasta las zonas más remotas para promover el desarrollo social a través de la participación ciudadana y educan a través de sus programas radiales. Con cada palabra que emiten y con cada acción que realizan están construyendo país con nosotros.

¡Emisoras de interés público!, son el principal canal de comunicación e información radial del Gobierno Nacional, son las coequiperas del sector público. Las gobernaciones, las alcaldías, la policía nacional, el ejército nacional, entre otros las ven como un aliado para llegar a la radio de los hogares colombianos.

Difunden los valores que representan a Colombia, fortalecen el patrimonio cultural de la nación y buscan a través de sus programas construir una sociedad más democrática y participativa, pero sobre todo hacen que cada día la gente se sienta más cerca del Gobierno.

Así como las emisoras escuchan a sus comunidades, el MinTic está para escucharlas a ellas. Hace varios días en una reunión con todas las emisoras comunitarias de Colombia, ¡di mi número de teléfono!, ¿y adivinen cuántos chats tenía a los 20 minutos? ¡Más de 200!, fue una locura, pero una de esas buenas que sabes que serán de beneficio para muchos. En ese espacio me expresaron con emoción que nunca un ministro/a había hecho una reunión de ese tipo, y eso me motivó mucho para seguir abriendo encuentros de comunicación donde a través del diálogo alcancemos grandes cosas, tanto así que ya me comprometí a tener reuniones mensuales con ellos, donde les llevaré invitados especiales. Y como quiero que esto sea una revolución, tendré una reunión del mismo estilo con todas las emisoras de interés público en los próximos días.

Cada una de las emisoras son importantes para este ministerio, y hemos implementando múltiples iniciativas para que sigan llegando a los corazones de los colombianos. Una muy importante y que me llena de alegría es que por primera vez en Colombia se abrió una convocatoria para asignar emisoras comunitarias con enfoque étnico, con esto le brindaremos más oportunidades a los colombianos de ser escuchados y de generar equidad.

En medio de la emergencia tampoco están solas. Por decreto, para que las emisoras sigan “Al aire” y sintonizadas con sus oyentes, postergamos hasta el 2021 los pagos de contraprestaciones.

Seguiremos trabajando para que más ciudadanos encuentren en las emisoras un medio para ser escuchados, y los que ya son fan como yo, no dejen de sintonizarlas  y ayudemos a que más personas se conecten a este medio de comunicación para que tengan una voz que llegue a todos los rincones de Colombia.

Seguiremos en equipo SINTONIZADOS y los invito a todos a apoyar a las emisoras de nuestro país, nuestro medio de comunicación que llega a los lugares más apartados.

Cuéntame ¿cuál es tu emisora favorita y por qué les gusta este medio?