“Pasé ocho años pensando la vida después de la desaparición de mi hijo”. Este hecho marcó su vida para siempre, la dejó inmóvil, en su momento no supo qué hacer, ni siquiera pudo denunciar. Ella es Alcira Porras, una mujer de 59 años de edad, oriunda del Retorno, Guaviare, una emprendedora cargada de sabores y olores a fruta de la región, se dedica a producir mermeladas y vinos de frutas exóticas de la amazonía, los que embotella y enfrasca con mucha delicadeza, labor que la ayudó a levantar la cabeza y salir adelante con sus otros dos hijos.

Alcira llegó al Taller Construyendo País realizado el pasado 15 de diciembre en San José del Guaviare con un propósito claro, enseñarle al Presidente Iván Duque y a todos los líderes del gobierno nacional sus productos estrella, vinos y mermeladas 100% naturales de arazá y hoja de coca. Además de hacerle una petición: les pidió ayuda para poder registrar sin tanto requisito sus productos ante el Invima. Esta labor que lleva haciendo por más de 15 años y que hoy es el sustento suyo y el de su familia, fue el motor que la ayudó a salir de la depresión por la desaparición forzada de su hijo, de quien a la fecha no se sabe nada.

Su mentor en este proyecto fue un profesor cubano, quien le enseñó el oficio para elaborar vinos y mermeladas naturales. Después perfeccionó su conocimiento gracias a otro profesor del SENA quien le dio las pautas para hacer vino de hoja de coca. “Ser juiciosa y sacar adelante cada proyecto que me ha puesto la vida, es lo que me ha hecho reconocida en mi vereda en El Encanto” resalta Alcira y agregó “me donaron 300 plantas de arazá, las que cultivé y cuidé hasta que dieron frutos. Con eso iba a hacer mis vinos”.

Ella recuerda con emoción el primer pedido que le realizaron: 40 botellas para participar en la Feria del Campesino en San José del Guaviare, las cuales vendió en su totalidad. Luego volvió a participar en otra feria, para la que realizó 50 muestras y en la que vendió tan solo una, pero ella no se rindió. Para su tercera feria preparó 100 ejemplares de su delicioso vino, el éxito fue total, las vendió todas y le quedaron más de 20 pedidos por entregar, desde ahí su emprendimiento ha crecido y es reconocido en todo San José del Guaviare.

Es una lideresa nata, ha trabajado por su comunidad por más de 30 años, lleva siendo Consejera territorial del Retorno desde hace más de 12 años, siempre le ha gustado colaborar y trabajar con y por su región.

Alcira se siente feliz con su emprendimiento, sus productos son netamente artesanales y de gran calidad los cuales según ella “traen beneficios para la salud, dolor de cabeza, reumatismo, artritis, etcétera. Comenzamos de cero y actualmente somos distribuidores en la región”.

Alcira cumplió su objetivo, tuvo unos minutos para contarle al Presidente sobre su emprendimiento y él a su vez le respondió positivamente, la conectó con el director de iNNpulsa, Ignacio Gaitán, quien se comprometió a realizar en enero una emprendetón con el objeto de reconocer más iniciativas de la región y facilitar los procesos y trámites de los emprendedores de San José del Guaviare.  Por esto, en honor a Alcira me tomo un vino de frutas exóticas de la amazonía por la vida y por todos los guaviarenses.