Hace 18 años, conocí al presidente Iván Duque en el Banco Interamericano de Desarrollo. En ese entonces, yo estaba en la división de modernización del Estado y él era el Consejero Principal para Colombia, Perú y Ecuador. Fue una época de mucho crecimiento profesional y personal, que hoy se ve reflejado en nuestro trabajo y en la responsabilidad que delega el BID en nosotros, al nombrar a Barranquilla como anfitriona de la Asamblea del 2020.

Ya estamos trabajando para poner los ojos del mundo sobre Colombia, especialmente en Barranquilla. Acompañé a la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, en la Reunión Anual de Gobernadores de la Asamblea BID en Guayaquil, Ecuador. Allí tuvimos la oportunidad de dar una bienvenida por adelantado a todos los gobernadores que nos acompañarán el próximo año, cautivarlos con las cifras que evidencian el progreso de la ciudad y enamorarlos de la cultura Caribe.

Abrimos la Puerta de Oro de Colombia para la Asamblea BID 2020

En este encuentro, tuvimos un stand para mostrar a los participantes el potencial de nuestra ciudad, bien llamada Puerta de Oro de Colombia o Ventana al Mundo. También, compartimos un poco de la sabrosura colombiana a través de nuestra reina del Carnaval 2019, Carolina Segebre. Y al mismo tiempo, empezamos a promocionarnos ante medios de comunicación, contándole al mundo la noticia de que nuestra ciudad acogerá más de 5.000 participantes nacionales e internacionales, entre ellos, académicos, banqueros, economistas y delegados gubernamentales.

Sin duda, será una oportunidad única, tanto para atraer inversión extranjera como para mostrarle al mundo el caso de éxito de Barranquilla, una ciudad que en diez años se ha convertido en ejemplo de reducción de pobreza, desigualdad y desempleo; y gracias al compromiso y la gestión del alcalde Alejandro Char y el sentido de pertenencia de todos los barranquilleros, hoy se posiciona como la capital de la educación y cultural de Colombia y un destino para hacer negocios.

Abrimos la Puerta de Oro al aliado que siempre nos ha tenido las puertas abiertas. Con el BID ha sido posible apoyar iniciativas como la emisión del primer bono naranja, recibir apoyo financiero para impulsar fuentes de energía no convencionales, mejorar la conectividad o impulsar la economía digital.

Abrimos la Puerta de Oro de Colombia para la Asamblea BID 2020

Estoy segura que esta Asamblea será de las mejores en los últimos 60 años. A Barranquilla nadie la para.