Como Gobierno, escuchamos sus peticiones, tomamos medidas y, además, trabajamos para que en todo el país haya más niñas y niños que desde jóvenes asuman el liderazgo y busquen ser agentes de cambio en sus comunidades.

La clave para lograrlo es la educación, por eso, el presidente Duque determinó que este sería el sector con el mayor presupuesto y el más alto que se le haya destinado a la educación en Colombia, con $44,1 billones.

Los niños, niñas y jóvenes de Colombia merecen vivir en un país con legalidad, equidad y emprendimiento y, al mismo tiempo, tienen la misión de participar en su construcción. Así lo hizo Salomé Pérez, una niña de 10 años, que llegó al Taller Construyendo País en Timbío, Cauca, para recordarles al presidente Iván Duque y al Gobierno Nacional las necesidades de su comunidad, como: las oportunidades para los jóvenes, la atención a las personas con discapacidad, la prevención del consumo de alucinógenos y la protección ante la violencia intrafamiliar.

Seguir leyendo en: www.periodicolacampana.com