Antioquia es cuna de trabajadores como Martín, un padre de familia que conocimos al hacer el Taller Construyendo País en Medellín. Este hombre logró que sus hijas entraran a la universidad gracias a su trabajo en la “legumbrería”. Y es que en este departamento nadie se queda quieto, todos van hacia adelante. Por eso no es raro que los colombianos hayamos crecido con historias de éxito sobre los negocios de esta tierra. Pero lo más increíble es que muchos años después, su cultura de la pujanza y el emprendimiento luce más joven que nunca.

En Antioquia se genera cerca del 14% del PIB Nacional gracias a su economía. Con esa misma relevancia, el Gobierno Nacional ha invertido recursos económicos, técnicos y humanos para que este departamento siga brillando con luz propia en la construcción de país.

Seguir leyendo en: www.elcolombiano.com