Comienzo una nueva etapa en mi vida, un reto al que le dije “sí” porque creo que las personas estamos destinadas a soñar cosas grandes y transformar los corazones de la gente.

Liderar el Ministerio de las Tecnologías y las Comunicaciones es una oportunidad para generar equidad y continuar sirviendo a las regiones, por eso mantengo firmemente mi compromiso con el país, creyendo que desde esta entidad seguiremos construyendo un futuro con más emprendimiento, equidad y legalidad.

Inicio un camino sin frenos, al lado de un equipo incansable con el que entregaremos cada día lo mejor a Colombia y trabajaremos 24/7 para hacer de ella una nación con oportunidades tecnológicas y digitales para todos.

Ejecutar siempre ha sido la clave para todo lo que he emprendido. Seré una ministra interventora, le haré seguimiento constante a todos los procesos para que salgan adelante y hacer posible lo imposible.

También seguiré trabajando de la mano con los alcaldes y gobernadores porque mi primer gran reto es alcanzar la conectividad en todas las regiones. He visto en mi recorrido por el país la situación de muchos colombianos en temas de tecnologías y comunicaciones. Por ejemplo, niños y jóvenes sin un computador para estudiar, personas que para llamar por celular a un ser querido tienen que moverse lejos de su casa para conseguir señal de telefonía móvil… y es que el lugar donde habita una persona no le puede limitar su acceso a las TIC. Estas y muchas realidades me ayudaron a comprender que para generar más equidad necesitábamos conectar a las regiones, y como ministra de las TIC voy a poder trabajar por estas necesidades.

Llegaremos hasta las zonas más remotas garantizando la digitalización con nuevas tecnologías que harán que los ciudadanos mejoren su calidad de vida y se conecten con su país.

La segunda bandera de trabajo que tengo es la transformación digital, sobre todo en la actual coyuntura del COVID-19. En el ministerio estamos unidos y llamados a garantizar la continuidad de los servicios durante esta emergencia. Indiscutiblemente estamos transformado la forma en la que vivimos, consumimos y hacemos nuestras actividades diarias. Gracias a las tecnologías hoy trabajamos, estudiamos e incluso nos reunimos con nuestras familias de forma diferente.

En este momento hay tres focos a los que les estamos apuntando: el teletrabajo, el comercio virtual y la educación virtual. A cada uno de ellos les estamos trabajando fuertemente para mejorar sus procesos.

En tercer lugar, uno de mis más grandes propósitos es trabajar arduamente por la educación y formación virtual. La educación es la primera herramiento que tiene que responder a las necesidades y avances del mundo. Esta coyuntura nos ha mostrado que debemos fortalecer los procesos de aprendizajes y enseñanza. Los colegios, las universidades y todos los centros de formación deben ser capaces de dictar clases tanto presenciales como virtuales, y en ambas metodologías ofrecer una educación de calidad, innovando e impartiendo conocimiento, pero también valores y ética profesional.

Dentro de esta bandera también está conectar a las escuelas más apartadas del país para que vivan una educación con más TIC. Hasta las puertas de las instituciones y de los estudiantes llegaremos con las herramientas necesarias para que tengan accesos a las oportunidades tecnológicas y digitales.

Y para hacer de este mundo tecnológico en todo el país una realidad, necesitaremos refuerzos, y muchos. Por eso capacitaremos a jóvenes en el desarrollo de software y TI, porque lo que se viene es grande y todo el conocimiento que podamos recibir de nuestros pelaos talentosos para construir el futuro digital que soñamos, debemos impulsarlo.

Siempre he creído que cuando se trabaja con el corazón y con pasión se consiguen los resultados, y les aseguro que desde el primer día hemos trabajado 24/7 con las revoluciones a mil y con toda la energía para que los colombianos tengan un país con mejor acceso en conectividad y tecnología.

Hay un futuro digital para todos, y sé que en el Ministerio de Tecnologías de la Información y la Comunicaciones trabajamos con ese propósito en mente, pero sobre cualquier cosa, desde ya trabajamos con el corazón para darle a Colombia Más TIC y así construir un mejor país.

El sueño es grande, pero no imposible.