No hay palabra que alegre más la vida de un niño que “vacaciones”. Mis mejores recuerdos de la infancia se los debo a esa palabra, eran momentos de jugar, viajar y pasar tiempo con mis abuelos, mis primos y amigos.

En esta semana de receso escolar, que va del 7 al 14 de octubre, les propongo conocer en familia los lugares hermosos de Colombia, donde pueden disfrutar de los paisajes, la naturaleza y aventuras extremas. Nuestro país es precioso y tiene muchos lugares por descubrir.

Estos son los 5 planes para las familias que quieren vivir unas vacaciones llenas de vida y naturaleza:

A una hora de Cartagena, en Islas del Rosario, hay un lugar que parece sacado de un cuento de hadas. Se trata de La Laguna Encantada, una parte del mar donde hay plancton que ilumina el agua, dando la sensación de nadar entre las estrellas. Los nativos de Barú ofrecen esta experiencia a los turistas de Playa Blanca.

Observar aves es una actividad muy relajante y lo mejor de todo es que es un plan que se puede hacer en casi todas las regiones de Colombia, porque nuestro país es campeón en avistamiento de aves. Por ejemplo, en Valle del Cauca está la Reserva Natural Laguna del Sonso; en Cundinamarca está el Parque Ecológico Pionono y en el Meta está la Reserva Natural Mururito.

En Colombia, no solo recibimos millones de aves cada año, también llegan a nuestros océanos más de 3.000 ballenas jorobadas. Los lugares para ver este espectáculo son los Parques Nacionales Naturales Uramba Bahía Málaga, Gorgona y Utría, ubicados en Valle del Cauca y Chocó.

Santander es ideal para las familias más aventureras. El municipio de San Gil es conocido por los deportes extremos, también está la opción de escalar el Cañón de Chicamocha, hacer caminatas en Barichara o visitar las cuevas de Curití y Zapatoca.

¿Sabías que en Colombia también puedes hacer un safari? En Yopal o Paz de Ariporo, en el departamento de Casanare hay bioparques y hatos donde se pueden observar animales hermosos como jaguares, chigüiros, venados, pumas y osos hormigueros.