Los 70 años de la declaración universal de los Derechos Humanos es la oportunidad ideal para recordarle a Colombia la importancia de trabajar cada día por un país sin violencia y con equidad. Hoy la declaración nos impulsa a construir un país de oportunidades, de emprendimiento para todos y todas. La historia de la humanidad nos enseña a no perder la esperanza y a tener la fuerte convicción de que unidos lograremos una Colombia mejor para nuestra familia. La Declaración Universal de Derechos Humanos merece ser conmemorada en cada una de las regiones y capitales de Colombia.

Quiero invitar a toda Colombia a seguir velando y defendiendo la dignidad y valores de todas nuestras poblaciones sin importar raza, color, religión, sexo, y preferencias políticas. Para Colombia los derechos humanos son una prioridad, continuaremos velando por la seguridad de todas nuestras poblaciones. Igualmente, invito a todas las entidades del estado a que nos cuenten cómo trabajan por la defensa de los derechos humanos.

Tenemos mucho camino por recorrer y un paso importante es la seguridad de nuestros líderes en las regiones que luchan por un país equitativo e igualitario.