Si me preguntan cuál es el secreto de la felicidad, mi respuesta, sin pensarlo dos veces es ayudar, por eso mi palabra favorita es EMPATÍA, porque cuando nos ponemos en los zapatos de los demás, somos capaces de servir a quienes lo necesitan, y esto sin duda nos hace bien.

Hoy les tengo una reflexión: ¿cuándo fue la última vez que ayudaron a una persona que lo necesitaba? Si la respuesta es reciente, los invito a que lo sigan haciendo, porque sé que conocen esa felicidad que produce verle la sonrisa a una persona cuando recibe apoyo. Pero, para a quienes esta pregunta los lleva a un recuerdo lejano, es momento de hacerlo, y les tengo una opción maravillosa.

En este tiempo de aislamiento preventivo por el Coronavirus, desde el Gobierno Nacional queremos que los colombianos nos contagiemos de solidaridad con una campaña que hemos emprendido: Ayudar nos hace bien, unidos somos más fuertes.

Esta es una estrategia para motivarlos a todos a dar de lo que pueden con donaciones desde 5 mil pesos, de manera rápida, segura y eficaz, y así llevar alimentos a muchos hogares de nuestro país.

Unimos esfuerzos con empresas como Rappi, Tu Orden, Teate, Uber, Uber Eats, Domicilios.com, La 14, IFood y Merqueo para el fácil proceso de hacer donaciones a través de las aplicaciones móviles, además de Éxito, Fenaltiendas y Fenalco, quienes dispondrán los mercados. El dinero será recaudado por la fundación Solidaridad por Colombia, para garantizar un proceso transparente.

Ayudar a otros en momentos difíciles, en problemas o necesidad, produce un sentimiento gratificante que todos merecemos experimentar. Estamos en un momento en el que el aislamiento preventivo debe traducirse en solidaridad y servicio a los demás.

Tenemos el chance de hacer de este tiempo una oportunidad para unirnos como un solo país, una sola casa y lograr grandes cosas. Seamos más comprensivos, más amables, más empáticos y reflexionemos en lo que podemos hacer por otros, porque así también construimos país.

Recuerden que también podemos ayudar a un amigo o un vecino, podemos hacer cosas sencillas como preocuparnos por otros, estar en contacto con las personas que se encuentran solas en sus hogares, todo eso hace la diferencia. Incluso, desde la profesión u ocupación que cada uno de nosotros tiene, podemos ayudar.

He visto en redes sociales como psicólogos ofrecen servicios de ayuda y escucha para las personas que se sienten ansiosas o tristes, chefs que preparan sus recetas para compartir en línea, entrenadores que hacen rutinas en video desde casa, aquí se trata de que cada uno, desde lo que tiene, pueda dar.

Los invito a probar mi secreto para la felicidad y espero que una vez lo hagan, me escriban y me cuenten cómo se sintieron.

Recuerden que ayudar nos hace bien y unidos siempre somos más fuertes.